La mejor definición del inquilino perfecto es aquel que disfruta respetuosamente de tu inmueble y paga regularmente. Hace lo mejor por mantener la casa en perfectas condiciones y la cuida como si fuera propia. Puede ser difícil encontrarlo, pero no es imposible.

Aun así, siempre es recomendable contratar un buen seguro de impago del alquiler. Esta es una garantía de recuperación de la vivienda y también cubre los gastos de los desperfectos. Si, a veces los morosos causan daños intencionales al preciado patrimonio.

De hecho, esta cobertura tiene gran acogida en España, según el Observatorio de los Seguros de Alquiler. Esta distinguida institución estableció un aumento de las contrataciones de dicha póliza en un 31% el año pasado.

¿Cómo encontrar el inquilino perfecto?

Pero ¿Cómo dar con el inquilino perfecto?, con el que nos sintamos cómodos al dejarle las llaves de la casa. Es primordial que adquiramos ciertas estrategias que nos puedan acercar al objetivo.

Primer paso

Facilitar la posibilidad de encontrar personas afines, y la redacción del anuncio es importante en este punto.

El anuncio que publiques en la web o un periódico debe tener suficiente información sobre los espacios de la vivienda. Así como las características del vecindario, hasta el entorno social. Es una manera eficiente para determinar con claridad el tipo de inquilino que estás buscando, facilitará las cosas para todos.

Compara los seguros de Alquiler de Viviendas más baratos en tan solo unos minutos

Por ejemplo, si te gustaría rentarle a una pareja joven, pero sin hijos, podrías introducirlo sutilmente en el anuncio. Una manera es destacando y ponerles valor a las zonas de ocio circundantes.

Si lo que prefieres es un deportista, enfócate en las áreas verdes y gimnasios. Si buscas a personas mas maduras enfócate en resaltar las facilidades de acceso, comunicación y transporte.

Si la casa es amplia y no te importa que tengan niños, podrías destacar lo cercanos que son los colegios y parques recreativos. Los centros de salud pueden ser buenas referencias para hacer un anuncio más atractivo.

Segundo paso

Conocer la situación de los futuros candidatos a recibir.

Para ello están las entrevistas personales, no tiene que ser nada muy formal que lo vaya a poner a la defensiva. Basta con un encuentro en la misma casa, y conversar cordialmente para llegar a conocerse un poco mejor.

En esta charla sería bueno indagar sobre sus planes arrendatarios a corto, mediano y largo plazo. Si planean mudarse a otra ciudad, o planean estabilizarse por mucho tiempo. También si tienen niños pequeños, mascotas o si son personas tranquilas, fiesteras o viajan mucho.

Es primordial que establezcas el número de personas que finalmente vivirán en el piso a rentar. Si es sólo uno, todo estaría en orden hablando sólo con él. Pero si es una pareja es bueno conocer a los dos, ya que ambos serán tus inquilinos.

Su apariencia y forma de tratarse te proporcionarán mayor información. Este proceso debe tomarse con calma, aunque debe ser agotador lo mejor es actuar un poco sobre seguro. En algunos casos es necesario ceder una parte de la renta cuando un inquilino potencial te proporcionará más tranquilidad que otros.

Una opción sería consultar el perfil en las redes sociales, con cuidado porque no todos son lo que dicen ser. En estos sitios podrías descubrir si son dados a fiestas estrepitosas. Hay portales para profesionales donde puedes ver su trayectoria.

Tercer lugar

Es preciso determinar las condiciones económicas del tu futuro inquilino.

No basta con que solo afirme que tiene un trabajo estable, es necesario pedirle información comprobable sobre su estado financiero. Podría ser los datos de la nómina, los comprobantes de pago salarial, un aval bancario o una fianza confiable.

Compara los seguros de Alquiler de Viviendas más baratos en tan solo unos minutos

Una situación sólida te proporcionará la tranquilidad necesaria para rentar tu piso sin problemas.

Aquí también cabe la posibilidad de reducir el monto a cancelar mensualmente para asegurar el pago puntual. Y respaldarla con una fianza o aval que te garantice el pago ininterrumpido. Esta información podría colocarse previamente en el anuncio y así evitarás personas equivocadas.

Dato interesante…

Si realmente quieres que el inquilino cuide bien de tu propiedad, es primordial que cuides de él. Preocúpate por mantener una relación cercana y amable, para que fluya fácilmente la comunicación.

Es la mejor manera de conocer rápidamente si surge algún problema. Y no escatimes recursos para atender las necesidades de la vivienda. Aplica todos los correctivos necesarios como arreglos, reparaciones o reformas para garantizar su comodidad.

Seguramente se sentirán agradecidos y cuidarán la casa con más gusto, pagarán puntualmente y querrán prolongar su estancia.

También te puede interesar