Si quieres saber cómo puedes ahorrar energía en tu piso de alquiler te recomendamos el siguiente listado de consejos para que puedas reducir el consumo energético en cada estancia y pagar menos en tus facturas de electricidad y gas natural.

 

Elige las tarifas de energía que más te beneficien

En el momento en el que asumes el gasto de tus propias facturas de electricidad y gas natural dentro de una vivienda, aunque no seas el propietario, no quiere decir que tengas que conformarte con la misma modalidad de tarifa a la hora de contratar la luz: https://www.tarifasenergia.com/contratar-luz/tarifas de Naturgy
Esto quiere decir, que en el momento en el que se produce el traspaso de la titularidad de tus contratos de energía eres puedes cambiar de compañía. Para ello te recomendamos realizar una comparativa antes de contratar la luz con cualquiera de las comercializadoras presentes en el mercado de la energía.
Puedes entrar en la página web de cada empresa para ver las tarifas de Naturgy que combinan electricidad y gas natural, los planes de Iberdrola, las tarifas online de Viesgo y mucho más.
Proporcionando información correcta y precisa a los comparadores de tarifas obtendrás los resultados de Naturgy, EDP, Cepsa y otras muchas compañías que ni siquiera conoces y cuentan con promociones específicas que se adaptan a tu perfil de consumo. Normalmente, las opciones que aplican la discriminación horaria son las más apropiadas para todo tipo de hogares y si indagas a través de internet comprobarás que los usuarios no suelen tener muy buenas opiniones sobre la tarifa plana de Naturgy o de cualquier otra comercializadora porque esta modalidad fomenta el derroche y no contribuye al ahorro de energía adquiriendo buenos hábitos de consumo.

 

Consejos para inquilinos que quieren ahorrar en sus facturas

Aunque vivas en un apartamento que no es de tu propiedad es posible aplicar una serie de técnicas que te ayudarán a economizar ahorrando energía. Te planteamos el siguiente listado de recomendaciones para que como inquilino minimices tus gastos en la medida de tus posibilidades:

– Cambia las bombillas de cada habitación de la casa e incluso de tus lámparas de mesa y otras fuentes de iluminación artificial. Eso sí, no te olvides de conservar las antiguas lámparas en un lugar seguro para entregárselas al propietario del inmueble.
– Pon alfombras, felpudos y otros elementos decorativos que además cumplen una función aislante dentro del hogar. Si tienes que hacer una pequeña obra para su instalación (como podría ser el caso de cortinas, persianas, puertas correderas o biombos) no te olvides de consultar con el propietario y asegurarte de que tienes su autorización.
– Si tienes lavadora y lavavajillas utilízalos siempre a carga completa y con programas de lavado en frío.
– Adapta los tejidos de la casa a cada época del año para mayor confort y evitar recurrir en exceso a los aparatos de climatización.
– Evita abrir el horno mientras lo estás utilizando y también procura no abrir la nevera más tiempo del necesario.
– Tapa las ollas y sartenes al cocinar y aprovecha el calor residual de la vitrocerámica para finalizar la preparación de los alimentos.
– Desconecta de la corriente eléctrica los aparatos que no estés utilizando y si te vas de viaje durante un largo periodo de tiempo baja los plomos de la vivienda.

Si quieres saber más consejos para ahorra energía en tu piso de alquiler y reducir el gasto de electricidad y gas natural te recomendamos la lectura del siguiente artículo.

 

También te puede interesar