Cómo protege al Propietario el seguro de impago de alquiler
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 1 voto

Cada vez hay más personas que optan por buscar una vivienda de alquiler, lo cual puede deberse a que no saben cuánto tiempo van a estar en el área en la cual van a trabajar o a que sus finanzas todavía no les permiten adquirir una propiedad propia.

A veces sencillamente se presenta esta única oportunidad (de alquiler).Para quienes inician una nueva familia, lo cual a su vez resulta en un beneficio extra para el propietario. Sobre todo si consigue a gente responsable que le cuide la propiedad mientras la habita.

Es un mercado que ha ido creciendo en la región española y que apunta hacia una recuperación del país.

Sin embargo, como no siempre se conoce de antemano qué tan responsable es la persona que asume los costos del alquiler. Quienes cuentan con un piso o una casa que no usan momentáneamente corren un riesgo al colocarlos en disposición para obtener una renta.

Ante esta incertidumbre, se ha dado un nuevo fenómeno en este rubro. Caracterizado por la creciente demanda de seguros ante el riesgo de impago de esas rentas.

Un dato que ejemplifica esta circunstancia, es la proporción de crecimiento que ha tenido en los últimos dos años. Cuando aumentó alrededor de 30% para 2017 en referencia con los números obtenidos durante 2016.

¿Realmente un seguro de impago protege al propietario?

Es una pregunta que todos se plantean y su respuesta es positiva. Básicamente porque les ayuda a disminuir el temor de poner sus propiedades en alquiler.

Constituye una solución que les permite tener la seguridad de contar con el monto del canon. El cual  haya establecido con su inquilino cada mes, ganando poco a poco más aceptabilidad.

De ese modo se sienten protegidos. Propagando su satisfacción a otros propietarios que aún dudan de ceder sus propiedades. Aunque necesiten contar con esa renta.

Los indicadores que se han estimado hasta el momento, ubican el crecimiento de la adquisición de este tipo de pólizas en un valor cercano a 20%. Lo que da una idea de la cantidad de propietarios que las poseen. Y sigue creciendo.

Un crecimiento que se espera continúe sin parar. A la vez también  significa el aumenta del número de pisos que se pondrá en arrendamiento en los años venideros al contar con este aval.

La confianza que ha generado este seguro en los propietarios lleva a creer que cerca de 40% de ellos lo adquirirá cuando decida rentar a nuevos inquilinos.

¿Cómo funciona esta cobertura?

Lo primero que viene a la mente de los propietarios es su necesidad de sentirse cubiertos ante cualquier posibilidad de retraso en los cánones de arrendamiento. Lo segundo, es informarse de cómo funciona para determinar si lo adquiere o no.

El proceso inicia con la aprobación que la compañía aseguradora debe hacer del inquilino. Para lo cual investiga su solvencia a través de un estudio que señale sus posibilidades de asumir un compromiso de esta envergadura de modo responsable.

Superada esta etapa se pasa al contrato de alquiler. Una vez que éste es formalizado, el propietario y la aseguradora firmar su propio acuerdo.

Éste consiste en una póliza que abarca el pago del canon adeudado, colocando un tope que cubre un año de alquiler.

La condición para que esto se cumpla establece que la aseguradora debe estar al tanto del impago desde el primer momento en que éste se produzca. Estando en posibilidad inclusive de hacer pagos adelantados al propietario.

Tipo de cobertura

Por otra parte, cada propietario debe escoger el tipo de cobertura que desea, dado que hay diversas opciones; entre ellas figuran defensa penal, reclamación de averías, reparación o mantenimiento y asistencia legal por vía telefónica.

Pero también incorpora la defensa y reclamo pertinente al contrato de alquiler, lo cual hace que se perciba como una alternativa bastante completa, que agrada y complace a los propietarios que lo adquiere, de acuerdo con las estimaciones del Observatorio en España de los Seguros de Alquiler (OESA).

Su experiencia le indica que el sentido de protección estimula a los propietarios, a esto se une el crecimiento constante de los alquileres en los últimos años.

Esto les permite adquirir una póliza de 250 – 400 euros al año mientras reciben un canon de 600 euros al mes.

También te puede interesar